La pandemia del coronavirus amenaza las remesas que llegan a El Salvador para el consumo de más de 396,000 hogares provenientes de Estados Unidos y comunidades de salvadoreños en Italia, España entre otros.

Ricardo Castaneda, coordinador país del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) advirtió que será un golpe muy fuerte porque el confinamiento obligatorio, así como el cierre de los negocios y la caía de los mercados financieros conducen a una recesión económica mundial.

Recordó que Estados Unidos que es el principal socio comercial y con la mayor comunidad de salvadoreños en el exterior, ha visto comprimida su actividad productiva tras el incremento de casos de Covid-19.

El economista considera que debido a que la mayoría de los salvadoreños radicados en Estados Unidos no cuenta con una plaza de trabajo formal ni un seguro de desempleo, al emitirse cuarentena y cierre de negocios en algunos estados “no tendrán ingresos” y así “caerán automáticamente las remesas.

Es importante recordar que la remesas representan el 20 % del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía del país, de acuerdo con una encuesta del Banco Central de Reserva (BCR) publicada en 2019, uno de cada cinco hogares recibe remesas y hasta el 97% de ellos utiliza este dinero para consumo.

Mostrar ComentariosOcultar Comentarios

Deja tu comentario